lunes, 30 de enero de 2012

Prosiguen las hostilidades contra Siria y su economía

/Pravda Estado español

En Siria, siguen las acciones terroristas por parte de la llamada "oposición", o más correctamente, la versión nacional a medida de los "rebeldes" libios que bajo el paraguas de la ONU-OTAN arruinaron la nación norte-africana.

Un grupo armado atacó en la madrugada de hoy un gaseoducto que circula desde Homs a Banias, cerca del pueblo de Al Rabieh en la región de Tal Kalakh. El ataque causó una fuga de unos 460.000 metros cúbicos de gas.

Una fuente oficial del Ministerio de Petróleo dijo a la cadena SANA que fue saboteado un oleoducto de 24 pulgadas de diámetro, detonado por una carga explosiva. El oleoducto pertenece a la Compañía de Gas de Siria y es alimentado de electricidad por la planta de gas de Banyias, al noroeste de Homs. La explosión provocó la parada de dos plantas eléctricas con capacidad de 260 megavatios/hora. La detonación no causó victimas, y se han iniciado los trabajos de reparación de las instalaciones para restablecer el suministro durante este semana, según indicó la fuente ministerial.


El sábado pasado, un grupo de terroristas armados también realizó un sabotaje contra un oleoducto que transcurre cerca  de la ciudad de Al Quriya, en la provincia de Deir Ezzor. El oleoducto se incendió y explotó un artefacto explosivo que causó la pérdida de unos 2.000 barriles de petróleo.

Así mismo, otro grupo terrorista atacó una tubería de transferencia de diésel que se extiende desde Homs a Hama y Idleb, explotando a causa de un artefacto explosivo colocado en el tramo entre los pueblos de Mousa Al Holeh y Talas.

El gobierno sirio informó de la muerte de seis soldados en una emboscada en Deraa, población agraria cercana a Jordania.

Un corresponsal de SANA en Siria, informó también del asesinato del Dr. Mustafa Safar, trabajador del Hospital Bissan, perteneciente al Departamento de Salud Escolar de Homs, cerca del Campus Universitario. El ataque fue perpetrado por un grupo armado que abrió fuego contra el trabajador público.

La realidad de las cifras

Los propios medios de prensa occidentales no pueden esconder eternamente la realidad de las cifras en Siria. Hoy mismo, el periódico El País reconoce que las víctimas de acciones terroristas contra el Estado sirio "tienden a igualarse" con las víctimas denunciadas por la oposición en acciones de las fuerzas de seguridad del Estado. El periódico "estima" la muerte de unas 100 personas la semana pasada, de las cuales reconoce que alrededor de 50 eran miembros de la policía y del ejército. La realidad, lejos de la caricaturesca pintura que dibujan los medios de comunicación occidentales, constata una "oposición" armada que atenta y asesina diariamente por todo el país, con el apoyo militar, logístico y mediático de los países occidentales, con los Estados Unidos y Turquía al frente.

Los ataques contra instalaciones eléctricas o el asesinato progresivo de médicos, técnicos y expertos de diferente índole, demuestra una estrategia planificada y gradual para socavar la capacidad de respuesta de Siria ante una eventual agresión armada directa, así como para empeorar las condiciones de vida del pueblo sirio y agitar las tensiones sociales existentes en el país árabe.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada