sábado, 11 de febrero de 2012

Manipulación informativa para acabar con Siria: los atentados en Aleppo

Edificios destrozados por el atentado
/Pravda Estado español

El atentado perpetrado ayer en Aleppo por parte del "Ejército Sirio Libre" ha causado finalmente la muerte de 28 personas, entre ellas civiles y niños, así como un balance de 235 heridos.

Como ya advertimos ayer desde Pravda Estado español, los medios de comunicación han comenzado a construir su interesada versión de los hechos, responsabilizando del atentado -como ya hicieron con otros dos anteriores en Damasco de grandes dimensiones- a los servicios secretos del régimen de Bashar Al Asad. No importa que ayer mismo después del atentado, los mercenarios del "Ejército Sirio Libre" ubicados en Turquía reconocieran en declaraciones a la agencia EFE la autoría del atentado; hay que "informar" de la situación en el país según las necesidades occidentales y para ello todo vale.

En este sentido, la versión digital del periódico ABC, empezaba su artículo informativo de ayer por la tarde sugiriendo que "los rumores sobre una marcha multitudinaria contra el régimen en Alepo estaban a punto de confirmarse cuando dos fuertes explosiones hicieron estremecerse a la segunda ciudad de Siria", en una pintoresca manera de hacer periodismo objetivo y contrastado, insinuando -antes de relatar los hechos y exponer su información- sin prueba alguna la autoría del atentado, con una fiable fuente para establecer la causa de la acción-reacción como son los "rumores". También El Periódico de Catalunya deja caer sin ningún tipo de información contrastada la sombra de la duda, y afirma: "el atentado se ha producido, precisamente, después de que, hace dos semanas, se incrementaran las protestas contra el contestado régimen de Asad en un núcleo que no se ha caracterizado en los once meses de insurrección por su simpatía hacia los opositores".


El periódico El País tampoco se queda corto en su "presentación" de la cuestión, y en un estilo muy similar al anterior y con una frase así de clarificadora informan que "las milicias de la oposición negaron ser responsables de la matanza, aunque reconocieron haber atacado los edificios con lanzagranadas". ¿Entendido? Es evidente que no; esperemos que el periódico o los declarantes en cuestión lo pueda explicar. Para proseguir con su relato, los periodistas intentan embrollar la cuestión sobre la autoría del atentado, para que una vez más la sombra de la duda planee sobre Damasco; en este caso, ni siquiera reproducen las declaraciones contrastadas del "Ejército Sirio Libre" a EFE, sino que se limitan a estampar la siguiente concatenación de sinsentidos que reproducimos a continuación:
"La versión del Ejército de la Siria Libre (ESL), el nombre bajo el que se agrupan desertores del Ejército y civiles armados que combaten contra el régimen del presidente Bachar el Asad, fue bastante compleja. El coronel Malik al-Kurdi, uno de los jefes del ESL, dijo que varios de sus hombres lanzaron por la mañana un ataque, "con lanzagranadas y armas ligeras", contra dos edificios en un recinto militar de Alepo. "Comenzó un tiroteo intenso y se produjo una gran explosión en uno de los edificios", explicó. "Al principio no sabíamos qué había ocurrido, pero ahora sospechamos que fue obra del propio régimen, en un intento de frenar nuestra operación"."
Después de dar por buenas estas declaraciones tan convincentes, y sin poner en contraposición ningún tipo de declaración oficial de Siria al respecto, se quedan tan tranquilos y pasan al siguiente tema de su interés, que nada tiene que ver con el objeto del artículo, ni tampoco nada tiene de interés en términos generales por la nula información que aportan. Pero no importa, es el momento de extender la sombra dirección Beirut, y si puede ser entremedio de un artículo sobre la brutalidad de la situación siria, mejor que mejor; y si además integras en la crónica enfrentamientos acontecidos hace años contra grupos islamistas -cuando Hezbollah no tenía el gobierno- que absolutamente nada tienen que ver con Siria, el supuesto conflicto que asoma la nariz en Líbano, o primavera árabe del color que se pinte, para ir dibujando una trágica aureola alrededor de la región e ir sensibilizando las sensibles almas de la opinión pública y del Consejo de Seguridad de la ONU, excelso.

Contrastan además los titulares referidos a una noticia u otra en función de su conveniencia. Mientras que el titular para el atentado en Aleppo es "Dos explosiones sacuden Alepo, la segunda ciudad siria" -guardándose en los subtitulares de destacar y recordar que después de reconocerse los autores del atentado, ahora los rebeldes niegan serlo con una inverosímil versión-, se reservan sugerentes titulares para el resto de noticias relativas al conflicto como "Licencia para matar" o "El martirio de Homs".

A pesar de no ser recogido por ningún importante medio español, Europa Press informa en el día de hoy que los grandes atentados en Aleppo y anteriormente en Damasco fueron perpetrados por fuerzas de Al Qaeda, "según informaron fuentes oficiales estadounidenses a los medios del grupo editorial norteamericano McClatchy". También recogen que "los informes que manejan los servicios de Inteligencia estadounidenses parecen demostrar que "los ataques fueron ordenados personalmente por el actual líder de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, lo que confirmarían algunas de las acusaciones formuladas por el presidente sirio, Bashar al Assad, sobre el papel que Al Qaeda en Irak está jugando en la revolución siria". Pero inmediatamente, mienten descaradamente al afirmar que "hasta el momento ningún grupo se ha atribuido la responsabilidad de los ataques de Aleppo, que según la oposición siria habrían sido organizados desde el seno del propio Gobierno sirio para desacreditar a las fuerzas rebeldes", cuando han sido recogidas por infinidad de medios las declaraciones del "Ejército Sirio Libre" reconociendo haber perpetrado los ataques, y reconociendo después haber perpetrado el ataque pero negando ser los causantes de las explosiones para escurrir el bulto y señalar hacia Damasco. La actitud de EP es reiterativa, y sin rectificar sus informaciones de ayer que ya afirmaban que "ningún grupo ha reivindicado la autoría (...) el Gobierno se lo ha atribuido a facciones "apoyadas por países árabes y occidentales", cuando ya sabían perfectamente que esa afirmación era falsa.  No deja de resultar complicado imaginar la perpetración de 3 acciones armadas de gran complejidad realizadas en la misma fecha y lugar por parte de 3 contendientes distintos con un único resultado. 

La única realidad clara es que los "rebeldes" sirios han reconocido ser los autores del atentado, aunque después hayan mareado la perdiz, y los EEUU han señalado claramente Al Qaeda como los culpables. Pues bien, ¿por qué Europa Press y los demás medios de comunicación siguen dando crédito a las versiones de la conspiración de Al Assad? ¿Cabe recordar la relación y el papel jugado por Al Qaeda en la rebelión libia, que ha quedado ampliamente demostrado?

Podríamos recoger infinidad de artículos aparecidos en todas las cadenas de referencia occidentales -que es de dónde copian y pegan sus informaciones todos los medios españoles-, pero no vale la pena entrar en una reiteración eterna que podría llevar páginas y páginas; solo hace falta entrar en las páginas web de medios como la BCC o France Press para comprobar el alto nivel de manipulación y tergiversación que están desplegando para cubrir los atentados de Aleppo y el conflicto sirio en general.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada