viernes, 16 de marzo de 2012

El Gobierno suprime el 17% de las empresas públicas

/Público.es

Más tijera. El Gobierno ha aprobado hoy la reforma del sector público empresarial, que implica la supresión de 24 empresas públicas, la desinversión en ocho fundaciones publicas y la liquidación paulatina de otras 13 empresas. También se desinvertirá en otras 35 sociedades mercantiles donde el Estado poseía participaciones minoritarias.

El objetivo es poner "orden en casa" con medidas que afectan a un total de 80 empresas públicas, a lo que se suma la extinción o fusión de 9 fundaciones, según ha detallado hoy la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría. La iniciativa, ha comentado, dará "mucha mayor transparencia hacia a los ciudadanos sobre cómo se gestionan los ingresos públicos".

La vicepresidenta no ha aportado el ahorro que supondrá esta medida y se ha limitado a detallar que la eliminación de las empresas reducirá en 154 el número de consejeros, lo que supondrá un ahorro de 1,8 millones en sueldos y dietas. 

El plan incluye la eliminación de 21 sociedades mercantiles del Estado, entre ellas la Sociedad Pública de Alquiler, Ingeniería y Servicios Aeroespaciales, Remolques Marítimos y la Sociedad de Venta de Loterías, entre otras. 


En total, el Ejecutivo de Mariano Rajoy suprime el 17% del total de empresas públicas. Además, el plan incluye la desinversión de ocho sociedades (un 6% del total) y la agilización de desinversión en 14 sociedades más (un 10%) y la venta de la participación de otras 14. En total, se verán afectadas a corto plazo 49 empresas. Además, se aprobará la desinversión de participaciones accionariales minoritarias en 35 compañías.

De igual forma, el Gobierno ha aprobado que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) inyecte 22.000 millones de euros a la economía con la ampliación y refuerzo de cinco líneas de préstamos dirigidos a pymes y autónomos, lo que supone un incremento del crédito en un 16 % respecto al emitido en 2011 y representa el 9% del crédito del sistema financiero español. 

Mientras, la deuda bate un récord histórico

Hasta ahora se había dicho que la deuda pública española no era un problema teniendo en cuenta cómo están las otras economías consideradas fuertes de la Unión Europea (UE). Por ejemplo, la deuda con respecto al Producto Interior Bruto (PIB) de Italia es del 120%. Pero el último dato revelado por el Banco de España hoy puede que sirva de toque de atención.

El total de la deuda pública con respecto al PIB creció en 2011 un 14,2% alcanzando el 68,5% del PIB, 8,5 puntos por encima del 60% que exige Bruselas y récord máximo desde que se inició la serie histórica en 1995.

La principal causa de que la deuda española haya aumentado tanto en tan solo un año es la falta de crecimiento. El dato del último trimestre de 2011 fue el indicador clave: la economía se contrajo un 0,3% y las previsiones del Gobierno, que en el próximo mes proporcionará los datos del primer trimestre de 2012, es que el país vuelva a entrar en recesión, es decir, por segundo trimestre consecutivo, la economía dejará de crecer.

Por último, el endeudamiento de las comunidades autónomas no favorece la situación. Según los datos del Banco de España, la deuda del Estado central alcanzó los 559.459 millones de euros, un 52,1 % del total; la de las las CCAA, los 140.083 millones de euros; y solo la de las ayuntamentos ha permanecido prácticamente invariable, tras caer un 0,03% hasta 35.420 millones y quedar en el 3,3 % del PIB.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada