viernes, 20 de julio de 2012

Histórica jornada de movilizaciones en España

Las manifestaciones de protesta contra los recortes aprobados por el Gobiernode Mariano Rajoy, convocadas por los sindicatos mayoritarios y apoyadas por numerosas organizaciones y plataformas han visto una participación masiva en toda España.

La primera gran movilización desde que se anunciase la subida del IVA, la bajada de las prestaciones por desempleo y la eliminación de la extra de Navidad a los funcionarios se ha desarrollado simultáneamente en 80 ciudades españolas.

En Barcelona la manifestación ha arrancado desde Ronda St Pere/Plaça Urquinaona a las 19.30 horas. Decenas de miles de personas se ha reunido por el centro de Barcelona. La marcha estaba encabezada por una pancarta con el lema: "No callem. Defensa els teus drets" (No callamos. Defiende tus derechos).

La Plataforma Prou Retallades (Basta de Recortes) y sindicatos como la USOC, la CGT o la Intersindical-CSC también se han sumado a la movilización, que ha reunido a miles de ciudadanos, entre ellos funcionarios, bomberos y policías, autónomos, parados y personas contrarias a medidas como la subida del IVA o la reducción de la prestación por desempleo.

La marcha de la capital catalana ha avanzado de forma pacífica, con silbatos y gritos pidiendo la dimisión del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Los bomberos han convertido la manifestación en un 'correfoc', con petardos y botes de humo, y han hecho una piscina de espuma delante de la Delegación del Gobierno en Pla de Palau. Al final de la marcha, la cabecera oficial ha leído un manifiesto en el que han criticado que las nuevas medidas de Rajoy "benefician solo a las grandes empresas" y afectan a los sectores más débiles y vulnerables.

Los sindicados han calificado de "éxito total" la manifestación de Barcelona y han cifrado la participación en 400.000 personas.

Seguimiento masivo y un detenido en Madrid

Una persona ha sido detenida durante la manifestación en Madrid en contra los últimos recortes. El detenido está acusado de desórdenes públicos y atentado contra agente de la autoridad después de que intentara saltar el cordón policial establecido en torno al Congreso de los Diputados, según informaron a Europa Press fuentes policiales.

La marcha contra los recortes ha concluido con la lectura del manifiesto por parte de los escritores Marta Sanz y Benjamín Prado y con la reclamación por parte de los participantes de un cambio en las políticas del Ejecutivo y con la sombra de la huelga general sobrevolando en el ambiente.

Miles de manifestantes han secundado la convocatoria de CCOO y UGT, a la que se han sumado también otros sindicatos y organizaciones sociales. 

Los gritos más coreados pedían la dimisión del Gobierno y exigían que el próximo parado fuera un diputado. También los bomberos, entre el sonido de los tambores, portaban una guillotina "para políticos" levantando los aplausos de la gente. Entre los manifestantes había otros muchos colectivos como técnicos del servicio de emergencias de la Comunidad de Madrid, funcionarios, estudiantes...

El punto de salida se encontraba en la Plaza de Neptuno a partir de las 20:30 horas, para concluir en la Puerta del Sol. Un ambiente festivo con mucha afluencia ha caracterizado la marcha de la capital. Los accesos a la plaza de Neptuno, punto de partida de la manifestación, estaban colapsados y la gente ha llenado también la cercana plaza de Cibeles.

A la marcha principal se ha sumado una columna de gente relacionada con el mundo de la cultura proveniente de la secretaria de estado de cultura. En el recorrido también se han podido ver caras conocidas del mundo del cine, o la cultura, como el grupo Calle 13.

Tras dos horas para recorrer la distancia que separa Neptuno de la Puerta del Sol y ayudada por un gran cordón formado por sindicalistas, la cabecera logró llegar a su destino.

"¡Qué se jodan!"

España estaba ayer que ardía. Temperaturas sobre los 40 grados en muchas calles durante la tarde y, ya por la noche, manifestaciones, marchas y protestas contra las políticas del Gobierno de Mariano Rajoy. Por todo el país. Como hacía mucho tiempo que no se recordaba. Hubo muchos gritos de guerra y lemas variados, pero triunfó el exabrupto “¡Qué se jodan!”, que pronunció la diputada del PP de Castellón Andrea Fabra. 

Fue el cántico más coreado en las principales ciudades valencianas, donde además los protagonistas de muchas de esas marchas fueron los trabajadores de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV), amenazados estos días por un brutal expediente de regulación de empleo que tiene por objetivo despedir a 1.295 empleados (76% de la plantilla).

En Euskal Herria la afluencia también fue muy numerosa. En Pamplona, los 15.000 asistentes a la protesta recorrieron las calles tras el lema No te calles. En Bilbao, con unos 20.000 manifestantes, el lema de partida fue: “Quieren arruinar el país, hay que impedirlo.”. Los movilizados llevaban en sus manos ikurriñas, banderas republicanas y de los sindicatos.

En la capital de Andalucía, en Sevilla, los manifestantes, más de 50.000, optaron por corear “esto nos pasa con un Gobierno facha”, “este Gobierno nos lleva a la ruina” o “Rajoy, ratero, nos roba a los obreros”. En la multitudinaria manifestación de Málaga se portaban pancartas con mensajes como “no te calles, defiende tus derechos” o “venden la sanidad para salvar la banca”.

En Murcia se gritó: “¡Gobierno y banqueros, los mismos embusteros!” y “manos arriba, esto es un atraco”. Algunos iban disfrazados de Andrea Fabra y otros llevaban consignas como “Señora Fabra: ya estamos bien jodidos”, “dice el refrán: no te rías del mal de tu vecino, que el tuyo viene de camino”. 

En Palma, más de 50.000 personas según los organizadores protagonizaron una de las protestas más amplias y socialmente diversa de los últimos años. Hasta 20 sindicatos llamaron a salir a la calle contra los recortes. Entre la multitud predominaban las camisetas negras de los funcionarios y las verdes de los defensores del sector público en la enseñanza y la sanidad. Se dio una fuerte presencia de jóvenes y activistas culturales junto a bomberos. Los jubilados se hicieron notar. En Ibiza y Mahón marcharon centenares de manifestantes. En Canarias algunos asistentes lucían camisetas negras con la estampa: “Que se jodan”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada