martes, 4 de septiembre de 2012

Mineros italianos terminan el encierro con una importante victoria

Los 120 mineros de la empresa Carbosulcis de Cerdeña que desde el pasado 27 de agosto se habían encerrado en una mina a 400 metros de profundidad decidieron hoy suspender su protesta después de que el Gobierno italiano les garantizó que no se cerrará la mina a finales del año como estaba previsto.

Los trabajadores que ocupaban la mina sarda de Nuraxi Figus habían pedido que se desbloquease un proyecto de 1.600 millones de euros, 200 millones durante ocho años, en parte a cargo de la eléctrica Enel, para la reconversión de la actividad según los nuevos parámetros sobre la minería.

El proyecto incluye la realización de una nueva central eléctrica a carbón integrada con la mina y la construcción de un deposito para el almacenamiento de dióxido de carbono.

La decisión de los trabajadores llegó después de que la reunión celebrada en el Ministerio de Desarrollo Económico con los empresarios y de la que surgió que, por el momento, no se cerrará el 31 de diciembre como estaba previsto.

El Gobierno se comprometió a aprobar en el Parlamento una derogación para la aplicación de la ley que prevé las reconversiones al llamado “carbón limpio” a partir del año que viene.

Los mineros accedieron a interrumpir el encierro y volver al trabajo ya mañana, pero afirmaron que los trabajadores están dispuestos a realizar “acciones más fuertes si no se cumplen sus demandas y al final el Gobierno cierra la mina. El Ministerio de Industria ya informó el viernes de que no se cerraría la explotación.

La desesperación de los trabajadores tras horas de encierro dio la vuelta al mundo cuando el Stefano Melett, de 49 años, intentó cortase las venas durante la rueda de prensa que junto con sus compañeros habían organizado en el tercer día de encierro.

Meletti estaba hablando con la prensa en el interior de la mina sobre las condiciones de “desesperación y exasperación” en las que se encuentran, cuando sacó un cuchillo y se cortó la muñeca y tuvo que ser inmovilizado por sus compañeros para evitar que se hiciese más cortes

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada