domingo, 28 de octubre de 2012

Sudán pide a la ONU que condene el ataque aéreo israelí

/AlManar

Sudán ha pedido al Consejo de Seguridad que condene a Israel por violar la soberanía del país y bombardear una fábrica militar en Jartum. El Gobierno explicó que el miércoles cuatro aviones de guerra israelíes atacaron la fábrica, en la capital antes del amanecer, matando a dos personas. “Cuatro aviones militares atacaron la planta de Yarmuk” dijo el ministro de Información de Sudán, Ahmed Bilal Osman.

El embajador de Sudán ante la ONU, Daffa-Alla Elhag Ali Osman, se refirió al ataque como una “violación flagrante” de la Carta de la ONU y exigió la condena del organismo mundial. “Cuatro aviones israelíes invadieron nuestro espacio aéreo y perpetraron este ataque atroz... Rechazamos esta agresión y esperamos que vuestro estimado Consejo condene este ataque, porque supone una violación flagrante del concepto de paz y seguridad y de la Carta de la ONU”, dijo Osman en una reunión del Consejo de Seguridad el miércoles.

Israel pone en peligro la paz y la seguridad en toda la región”, agregó. El enviado sudanés también acusó a Israel de estar involucrado en el conflicto de Darfur, diciendo: “Todos sabemos que las manos de Israel están en el conflicto de Darfur”.

En mayo, Jartum acusó a Israel de un ataque mortal que destruyó un automóvil y mató a un hombre de negocios en Port Sudan. Sudán también culpó a Israel por otro ataque mortal con misiles contra un vehículo cerca de Port Sudán, en abril de 2011. El régimen de Tel Aviv, sin embargo, no ha negado ni confirmado su participación en estos hechos.

Por otro lado, miles de sudaneses llevaron a cabo una manifestación en la capital, Jartum, para protestar contra el ataque israelí contra la fábrica sudanesa. El miércoles por la noche, los manifestantes corearon eslóganes contra el régimen israelí y EEUU, tales como “Muerte a Israel” y “Eliminad a Israel del mapa”.

¿El ataque, un entrenamiento israelí preparando el de Irán?

Diferentes analistas internacionales consideran que el ataque perpetrado por Israel contra una fábrica en Sudán es una prueba en el marco de preparaciones de una agresión contra Irán. Alex Fishman, analista de defensa del periódico israelí ‘Yedioth Ahronoth’, tachó el ataque a Sudán de "sesión de práctica de fuego real" contra Irán. 

Analistas rusos de Kommersant, igual que a varios expertos israelíes, afirman que con su agresión contra Jartum Tel-Aviv 'ensayó' un ataque contra Irán que el primer ministro Benjamin Netanyahu prometió llevar a cabo si Teherán no abandona su supuesto programa nuclear. Además, comentan que Tel-Aviv está convencido de que la fábrica sudanesa producía armas que se suministraban a Hamás en Gaza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada