viernes, 28 de diciembre de 2012

Los médicos de Madrid desconvocan la huelga indefinida

/EP-Público

La Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (Afem) ha decidido este viernes desconvocar la huelga indefinida de médicos que venía manteniendo desde el 26 de noviembre tras la aprobación de la Ley de Medidas Fiscales ayer por la Asamblea de Madrid, que dará pie a la privatización de la Sanidad pública de la región.

Así lo ha detallado en rueda de prensa con los integrantes del Comité Coordinador Profesional el presidente de Afem, Pedro González, quien ha remarcado que este colectivo ha decidido cesar la huelga y debatir nuevas propuestas para intentar "paralizar" el Plan de Sostenibilidad impulsado por la Consejería, como es el caso de acudir a los tribunales para evitar que "ni un euro de los tributos de los madrileños" vaya a parar a beneficio de la empresa privada.

Por otro lado, González ha recalcado que los profesionales sanitarios no descartan iniciar nuevos paros en el futuro, aspecto que podrían abordar a partir del mes de enero, y ha subrayado que se presentarán denuncias contra aquellos aspectos que consideren que atenta contra el sistema sanitario público.

Por otro lado, el presidente de Afem ha relatado que están organizando otra "gran marea blanca" para el mes de enero y que la intención de los colectivos profesionales es "nacionalizar" el conflicto para lograr que se adopten medidas efectivas de sostenibilidad y no de "recortes". También ha avanzado que organizarán un gran congreso para aportar medidas de reformas del Sistema Nacional de Salud y declararán 2013 como año de la sanidad pública.

González ha explicado que una huelga es siempre una medida dolorosa que supone "un duro golpe" para la economía de un trabajador y ha emplazado a dedicar el ahorro de salarios que se ha generado durante la duración de los paros a entidades de atención a personas dependientes.

El presidente de Afem ha asegurado que, con la aprobación de lo que ha denominado "Plan Privatizador", la sostenibilidad del sistema sanitario en Madrid está en riesgo "más que nunca" y ha acusado a la Consejería de sanidad de haber "despreciado e insultado" a los profesionales facultativos con sus valoraciones de las propuestas alternativas. Por su parte, ha añadido que los ciudadanos han respaldado y apoyado las movilizaciones de los médicos contra el Plan de Sostenibilidad.

"Queremos un plan de reformas, no un plan de recortes", ha dicho González para indicar que para volver a reunirse con la Consejería de Sanidad para debatir medidas alternativas de ahorro "deben cambiar las reglas del juego" y que tiene que configurarse, a su juicio, un "diálogo claro, público y transparente" para "entre todos" lograr iniciativas que mejoren el sistema sanitario en la comunidad.

Por otro lado, ha aseverado que la externalización va a generar "problemas financieros gordos" en las arcas madrileñas y que el principal problema para los profesionales se centra no en lo económico sino en cómo va a afectar esos cambios a la "seguridad" de los pacientes, que tienen el derecho a ser trasladado al mejor centro para su atención y entienden que la externalización limita esa posibilidad.

70 millones anuales para las empresas adjudicatarias

Mientras, el miembro de la Junta Directiva de Afem, Pedro de la Oliva, ha remarcado que la externalización de los seis nuevos hospitales supondrá "regalar" a las empresas adjudicatarias de la gestión cerca de 70 millones de euros anuales del erario público y ha sostenido que, en las reuniones mantenidas entre el Comité Coordinador Profesional y la Consejería, Sanidad "no ha sido capaz" de rebatir esos datos.

La también integrante de la Junta Directiva de Afem Patricia Alonso ha asegurado que la externalización solo persigue "tapar agujeros" pero "no garantiza la sostenibilidad" de un sistema que, a su juicio, es un referente internacional.

Por tanto, ha remarcado que "lejos de destruir el modelo" se deben lograr fórmulas para mejorarlo y no implantar otro sistema que "es peor, más caro y que aporta menos calidad asistencial". "Estamos tremendamente alarmados con lo que está ocurriendo", ha añadido Alonso.

Más de la mitad de los directores de centros de salud de Madrid firman su carta de renuncia

Más de la mitad de los equipos directivos de centros de salud de la Comunidad de Madrid han firmado su carta de dimisión después de que el jueves fuera aprobada la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas por la Asamblea de Madrid con los únicos votos del PP. Una ley que abre la puerta a la privatización de seis hospitales públicos y 27 centros de salud de la región.

Según ha confirmado Paulino Cubero, director del Centro de Salud General Ricardos y miembro del CAS (Coordinadora Anti-privatización de la Sanidad), 139 equipos de un total de 260 han firmado la carta de renuncia para mostrar su oposición al Plan de Sostenibilidad de la Sanidad. "Mantenemos nuestro más absoluto rechazo al cambio de modelo en la gestión de los Centros de Salud que supondría su entrega a empresas privadas", aseguran los directores en un comunicado. Exactamente, renuncian a su cargo 120 directores, 118 responsables de enfermería y 98 responsables administrativos, un total de 375 responsables y, en la mayoría de los casos, la dimisión es del equipo directivo al completo.

Estas dimisiones elevarán al menos a 379 el número de vacantes en los equipos directivos, puesto que ya renunciaron y no han podido ser sustituidos por falta de candidatos 14 directores, 20 responsables de enfermería y nueve administrativos. 

Con las renuncias en masa pretenden que el Ejecutivo regional dé marcha atrás en la privatización de los servicios. De acuerdo con el comunicado, se entregarán en bloque a partir del 7 de enero para que se hagan efectivas si la Consejería de Sanidad llevara a cabo la presentación de los concursos de privatización de los Centros de Salud que sean designados.

A esto hay que añadir la dimisión de 3.000 responsables de las comisiones de los centros de salud que aseguran el funcionamiento del centro de manera altruista organizando tareas como docencia, calidad, farmacia, vacunas, atención al paciente crónico, al niño, a la mujer, al ancianos, entre muchos otros cometidos.

Según estos equipos directivos, la gestión privada de los centros supondrá el desmantelamiento de "un equipo de trabajo sólido" de los que un 90% de la población está satisfecho, porque "introduce criterios de mercado en un contexto de crisis" y porque "ignora la opinión de los profesionales".

Han renunciado a dimitir 38 equipos directivos y aún no se han pronunciado otros 78 que podrían engrosar la lista. "Mantenemos todas las puertas abiertas al dialogo y al entendimiento", aseguran los directores en su nota. Con las renuncias expresan "un ejercicio de responsabilidad para evitar el colapso de la asistencia en el primer nivel", dicen, e instan a la Consejería a asumir el mismo papel responsable.

Estas dimisiones en masa de los equipos directivos de centros de atención primaria se anunciaron la semana pasada durante la asamblea en el Colegio de Médicos. Para que se hicieran efectivas las renuncias, debían sumar, al menos, 135.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada