domingo, 5 de febrero de 2012

Reaparece Fidel y habla sobre la cuestión de las Malvinas

/Cubainformación

Tras estar ausente desde abril de 2011, el comandante Fidel reapareción en La Habana para presentar sus memorias y aprovechó para tratar un tema de actualidad: la cuestión territorial de las islas Malvinas.

Fidel, con 85 años y retirado de la vida política activa desde 2006, hizo en la capital de Cuba una presentación de los dos tomos de su biografía, titulada "Guerrillero del Tiempo" y escrita por la escritora y periodista Katiuska Blanco. Vestido con el atuendo deportivo al que nos tiene acostumbrados en los últimos años, el principal líder vivo de la Revolución Cubana protagonizó un encuentro a su estilo, ya que la tertulia posterior a la presentación de su biografía se prolongó durante 6 horas.

"Prefiero el viejo reloj, los viejos espejuelos, las viejas botas y, en política, todo lo nuevo", afirmó. El trabajo que presentó abarca desde su infancia, en los años 30, hasta 1958, año víspera de la entrada de los Barbudos en La Habana. Con todo, Fidel se mostró entusiasmado con la idea de añadirle nuevos tomos a la obra: "Tengo que aprovechar ahora porque la memoria se me gasta", bromeó.


En el marco de la presentación de estos dos primeros tomos hizo referencia a la cuestión de las Malvinas, tema de nuevo en la actualidad internacional, pues Fidel afirma que se informa a diario sobre lo que acontece en el mundo, tanto dentro como fuera de Cuba.

Desde Londres, por su parte, el gobierno conservador de David Cameron siguió alimentando la sangría de noticias tremendistas. El rotativo Daily Mail publicó que la Armada británica enviará, además del destructor HMS Dauntless, un submarino nuclear al archipiélago del Atlántico Sur. El diario aseguró que el envío ya fue ratificado por el Premier británico.

Portavoces del Ministerio de Defensa del Reino Unido no han desmentido la información, limitándose a comunicar al Daily Mail que la cartera no ofrece datos sobre los movimientos de los submarinos nucleares.

El despliegue naval se sumaría a la llegada, el pasado jueves, del príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión al trono de la monarquía británica, para cumplir seis semanas de entrenamiento como piloto de helicópteros de rescate.

Guillermo, de 29 años, tuvo ayer su primer día de entrenamiento militar en las islas. Según la información dada a conocer, analizó los mapas del archipiélago en disputa para "familiarizarse" con las zonas a sobrevolar como copiloto de uno de los helicópteros de rescate de la Royal Air Force. El oficial a cargo de las maniobras, Miles Barlett, afirmó que el entrenamiento del heredero "representa una parte vital en el aprendizaje de cualquier piloto que realice rescates".

En un comunicado de prensa, el Ministerio de Defensa británico confirmaba que el enviado real inició el entrenamiento en la base de Mount Pleasant, al suroeste de la capital de las islas, Port Stanley según la toponimia colonial; Puerto Argentino según la toponimia argentina. El "teniente Wales" (como llaman al príncipe en el ámbito castrense) comenzó su misión como piloto de helicópteros de búsqueda y rescate de la RAF en las islas Malvinas, con operaciones de SAR (búsquera y recate) para la población civil y militar, como se afirmaba en tal comunicado.

Desde el Ministerio de Defensa argentino, el ministro Arturo Puricelli calificó como una "ostentación innecesaria de poder de fuego" el despliegue británico en el archipiélago. "Tengan por seguro que nuestra Marina argentina, en el marco del cumplimiento de los tratados internacionales vigentes, ante cualquier problema que hubiera tenido la tripulación que acompañó al príncipe, le hubiera dado la asistencia necesaria, hubiera llegado en su auxilio. No necesitaban movilizar un buque de la tecnología bélica del destructor que hoy está surcando innecesariamente aguas territoriales de Argentina".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada