lunes, 23 de abril de 2012

2.000 manifestantes reclaman la liberación de los huelguistas presos

Más de 2.000 personas se manifestaron el pasado domingo por la tarde en el centro de Barcelona para denunciar de nuevo el encarcelamiento de tres manifestantes de la última huelga general. La marcha estuvo marcada por la reciente detención de seis manifestantes (4 en Barcelona y 2 en Tarragona) que finalizó el sábado con su puesta en libertad, en el caso de dos de ellos bajo la condición de depositar una fianza de 6.000 euros. Estas detenciones se suman a las catorce de Euskal Herria, sumando un total de veinte en los últimos días, a pesar de que Felip Puig ya ha adelantado que se están investigando otros ochenta huelguistas para posibles detenciones.

La protesta estuvo precedida por numerosos cacheos de los Mossos d'Esquadra que, ubicados estratégicamente en todos los accesos en la plaza de Cataluña, revolvieron bolsas y pidieron el DNI a más de un centenar de personas que se dirigían al centro de la plaza. Tres pancartas abrían la marcha, bastante compacta, que iba rodeada por furgones policiales en la parte delantera y en la cola. En medio de la Vía Laietana la cabecera giró en dirección al 'Forat de la Vergonya', donde se hizo lectura de un manifiesto en homenaje a las víctimas del montaje del caso 4F para, a continuación, continuar en dirección al paseo de Lluis Companys. A lo largo del trayecto algunos manifestantes hicieron pintadas alusivas a la represión de Felip Puig, el control social y los recientes encarcelamientos de dos estudiantes de la UB y un vecino del barrio del Clot. En el paseo de Lluis Companys las manifestantes recibieron el apoyo de algunas de las personas presentes en la Feria de la Tierra, ubicada en medio de la zona para peatones entre el Arco de Triunfo y el parque de la Ciutadella.


Punto caliente a su paso por el TSJC

El punto más caliente de la marcha fue en el momento que ésta pasaba a tocar del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), totalmente rodeado por agentes antidisturbios de los Mossos d'Esquadra, un edificio dónde en los próximos días se tiene que firmar la respuesta al recurso contra el encarcelamiento de Javi, Dani e Isma. Esta decisión, concretamente, la tendrá que tomar la sección octava de este organismo judicial. Bajo el Arco de Triunfo se hizo lectura de un comunicado y, también, de una emotiva carta enviada por Javi desde el centro penitenciario Brians 2, donde se encuentra cerrado desde hace 23 días. Una vez desconvocada la marcha, se vivió un extraño episodio policial. Varios manifestantes se encontraban sentados a las terrazas de bares del paseo de Lluis Companys cuando, de repente, agentes de paisano y antidisturbios de la guardia urbana se llevaron por la fuerza cinco personas. Dos de ellas quedaron finalmente detenidas bajo la acusación de haber realizado pintadas a lo largo del recorrido de la movilización. Se prevé que lunes por la mañana declaren a la comisaría, después de pasar la noche a los calabozos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada