domingo, 19 de agosto de 2012

El KKE denuncia despidos por intimidación y por venganza en la Acería Griega

La Oficina de Prensa del Comité Central del KKE, con respecto a los seis nuevos despidos de trabajadores en la acería por la patronal de la Acería Griega, señala en su comunicado que: 

“El KKE denuncia al pueblo los seis nuevos despidos de intimidación y de venganza de los trabajadores militantes por parte del gran capitalista de Manesis con el fin de atacar sus convicciones clasistas insumisas. No es casual que el gran empresario y sus colaboradores se dirigieron contra los seis trabajadores detenidos por las fuerzas de represión durante el asalto violento a las puertas de la fábrica bajo el orden de la fiscalía y del Primer Ministro. Un miembro de la administración del sindicato y dos miembros suplentes están entre los seis obreros que han sido despedidos.

La agresividad desenfrenada de Manesis, la muestra de odio de parte de los gestores y los matones contra los trabajadores heroicos cuentan con el apoyo y respaldo del gobierno de coalición de ND, PASOK y DIMAR, del aparato estatal en general, de los canales de televisión y los periódicos que sirven a la plutocracia. El Ministro de Trabajo ha sido completamente desenmascarado y se ha demostrado cómplice con respecto a los seis nuevos despidos de intimidación puesto que había cubierto y alentado las mentiras y las provocaciones contra los trabajadores en la acería en el nombre supuestamente de la protección del trabajo.

El Ministro de Justicia tiene la responsabilidad política y no puede permanecer en silencio mientras los fiscales y los demás jueces operan abiertamente como agentes de Manesis participando en el plan de intimidación y represión de la lucha justa de los trabajadores en la acería.

Esta es la democracia de los grandes empresarios y de sus agentes: amenazas, calumnias, intimidación descarada, explotación cruel de los trabajadores; esto es lo que quieren que predomine en las fábricas y en los centros de trabajo. Con el fin de salvaguardar sus ganancias y la competitividad, están intentando con todos los medios que los trabajadores acepten la miseria, el sometimiento y la humillación.

El ataque cruel coordinado contra los heroicos trabajadores de la acería debe despertar la ira del pueblo y especialmente de la clase obrera y de la gente progresista. Hay que aumentar más decisivamente la solidaridad clasista, la agrupación de fuerzas y el contraataque. La lucha de los trabajadores en la acería concierne a toda la clase obrera, es un ejemplo y muestra el camino de la lucha clasista intransigente por la causa justa, el honor y la victoria de la clase obrera.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada