miércoles, 29 de agosto de 2012

Histórica marcha estudiantil en Chile para exigir una reforma educativa

/EFE

Miles de estudiantes chilenos, apoyados por profesores, sindicatos y organizaciones sociales, se manifestaron hoy de forma multitudinaria en Santiago para pedir al Gobierno la reforma del sistema educativo. Los líderes estudiantiles cifraron en 150.000 los asistentes a la marcha en la capital. La jornada de movilización fue convocada por los estudiantes universitarios y de enseñanza secundaria, que mantienen sus demandas para erradicar el modelo educativo impuesto en 1981 y conseguir una educación pública gratuita y de calidad.

Las manifestación en Santiago se replicó en otras ciudades de Chile, como Concepción, Temuco, Punta Arenas, Valparaíso, Viña del Mar o Antofagasta. La marcha de este martes fue el broche a un agitado mes de agosto en el que las acciones de protesta de los estudiantes chilenos se intensificaron.

Los alumnos de enseñanza secundaria estuvieron especialmente activos las últimas semanas con la ocupación de varios centros en la capital para exigir que el Estado se haga cargo de la administración de los centros, actualmente en manos de los ayuntamientos. A nivel universitario, los estudiantes exigen el fin del lucro existente en muchos centros privados y una rebaja de los altos costes de las carreras, que deben solventar con créditos.

El Gobierno ha respondido hasta ahora con ofertas de créditos más baratos, más becas y la reforma tributaria que se debate en el Congreso, pero se niega a los cambios estructurales del sistema que exigen los estudiantes.

La manifestación de hoy recorrió el centro de Santiago en un ambiente lúdico y alegre, con coloridas pancartas, bailes y batucadas. Los manifestantes se congregaron frente a la sede de la Universidad de Santiago y recorrieron un tramo de la Alameda, el principal eje de la ciudad, para terminar en el sector de Blanco Encalada.

Al término de la marcha, grupos aislados de encapuchados lanzaron piedras y palos a la policía, que organizó un amplio dispositivo para resguardar el orden en las calles. Carabineros (policía militarizada) repelió los ataques con carros lanzaaguas y aprovechó para dispersar a muchos manifestantes que se encontraban pacíficamente en las calles aledañas al punto final de la marcha.
Fuentes de Carabineros consultadas por Efe indicaron que aún no hay una cifra oficial de detenidos en los enfrentamientos.

La vicepresidenta de la Federación de Estudiantes de Chile, Camila Vallejo, declaró que esta jornada de movilización muestra la vigencia de sus demandas y su poder de convocatoria. “Hoy día hay una mayoría del pueblo que está luchando por un objetivo en común, que es recuperar nuestro derecho a la educación publica, gratuita y de calidad para todos los chilenos”, dijo Vallejo a medios locales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada