jueves, 29 de noviembre de 2012

Los comunistas españoles muestran sus diferencias


/Canarias Semanal

Entre los días 23 y 25 de noviembre tuvo lugar en Beirut, Líbano, el 14º Encuentro de los Partidos Comunistas de todo el planeta. Estas reuniones constituyen ya un punto de confluencia entre las organizaciones comunistas mundiales que tratan de recuperar lo que fue una tradición a lo largo de todo el siglo XX. En esta ocasión asistieron tres delegaciones de los Partidos Comunistas del Estado español claramente diferenciadas. El Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) estaba representado por su Secretario General, Carmelo Suárez Cabrera. El Partido Comunista de España lo era por Juan de Dios Villanueva, miembro de la Secretaría de Política Internacional del PCE. Y finalmente, la representación del Partido de los Comunistas Catalanes la ostentó en el 14 Encuentro, Ángel Crespo, miembro del área internacional de la dirección PCC.

Las tres intervenciones fueron de una considerable extensión. Por ello nos hemos visto obligados a seleccionar los párrafos que nos han parecido ideológicamente más significativos de cada una de ellas. Como podrá apreciar un lector atento, los comunistas españoles no están divididos por razones baladíes. Existen claras diferencias en sus respectivos proyectos ideológicos , algunas de las cuales pueden detectarse, sin duda, en estas intervenciones.


"LAS CONDICIONES OBJETIVAS PARA LA CONSTRUCCIÓN DEL SOCIALISMO EN ESPAÑA ESTÁN DADAS"

En su intervención ante el encuentro el Secretario General del PCPE, Carmelo Suárez manifestó que "la barbarie capitalista se está haciendo cada vez más visible y evidente para amplios sectores del pueblo trabajador… Esta situación de crisis estructural está demostrando lo que siempre hemos defendido los comunistas, que no es otra cosa que la única alternativa viable para la mayoría social es el derrocamiento del poder burgués, la toma del poder por la clase obrera y la construcción del socialismo y el comunismo".

Para Carmelo Suárez "en nuestro país se dan las condiciones objetivas para la construcción del socialismo. La agudización de las contradicciones entre el desarrollo de las fuerzas productivas y las relaciones de producción es extrema".

Sin embargo estima que "todavía no están maduras las condiciones subjetivas, todavía la clase obrera tiene que desarrollar su conciencia, todavía el Partido Comunista es débil y todavía predominan en nuestra clase postulados ideológicos burgueses o pequeño burgueses, preconizados por las organizaciones reformistas que no aspiran a la construcción socialista, sino a la mera gestión del capitalismo desde una perspectiva más "humana" o "social, como si eso fuera posible".

A su juicio en estos momentos la lucha de los comunistas "debe centrarse en elevar el nivel de conciencia de las masas obreras, en fortalecer la organización de la clase, su autonomía frente al enemigo de clase, y para ello es necesario que le hablemos a la clase directamente, sin subterfugios ni ocultando nuestro objetivo estratégico. Debemos ser lo suficientemente tácticos en el terreno de las alianzas para saber en cada momento elegir la posición que fortalece más a la clase obrera y que permite situar más cerca el objetivo estratégico, pero sin caer en un tacticismo que confunda a las masas, que las sitúe más cerca no del socialismo, sino de abrazar las posiciones de conciliación de clases, el pacto social."

Aquí pueden leer la intervención completa del PCPE.


"LA RESISTENCIA FRENTE A LAS POLÍTICAS NEOLIBERALES HA HECHO QUE CREZCAMOS ELECTORALMENTE"

En cambio, para Juan de Dios Villanueva, la responsabilidad sobre la actual situación que vive España "no es sólo del actual gobierno derechista del PP, ni exclusiva del anterior gobierno del PSOE: no es ni más ni menos que política de Estado, implementada a partir de la lógica de construcción de la propia Unión Europea, en un proceso que se aceleró y reveló su verdadero rostro con el Tratado de Maastricht en 1992, fraguando el “Consenso de Bruselas” de conservadores, liberales y socialdemócratas actualmente en vigor..."

Según Villanueva "la ofensiva política y social del gran capital en España sólo puede tener éxito mediante la destrucción de los derechos democráticos en nuestro país, y es esto lo que está ocurriendo en estos días".

Para Villanueva "la resistencia contra las políticas neoliberales, del gran capital y de los partidos que aplican en España. [...] ha dado como resultado nuevos avances electorales de gran importancia cuantitativa y cualitativa de nuestro partido, en el marco de su proyecto político Izquierda Unida, no sólo en las elecciones generales de 2011 sino en las elecciones autonómicas de marzo de 2012 en Andalucía y de octubre del mismo año en Galicia".

El PCE define su alternativa económica, social y política de acuerdo a siete medidas que sirvan de punto de partida, resumidas en la forma que sigue: 1 Auditoría y rechazo de la deuda pública ilegítima. 2. Reforma de la Constitución para priorizar el gasto social, derogar las reformas laboral y de las pensiones. 3. Reforma fiscal progresiva y lucha contra el fraude.4. Empleo público para desempleados sin subsidio.5. Garantía del derecho a la vivienda. 6. Creación de un sistema de banca pública.

Aquí pueden leer la intervención completa del PCE.


"AVANZAR EN UNA SEGUNDA TRANSICIÓN"

Para Ángel Crespo, miembro del área internacional de de la dirección del Partido de los Comunistas Catalanes (PCC) la crisis que se vive en Cataluña "es una crisis económica, financiera, social, alimentaria, energética, ambiental, cultural, institucional, una crisis estructural del capitalismo que afecta muy directamente a las condiciones de vida de los pueblos, y están aprovechando la misma para inocular miedo, resignación, y fatalismo entre la clase obrera y el pueblo, y así tener el camino preparado para arrasar con los derechos laborales, sociales y democráticos acumulados a través de años de lucha obrera y popular.. Una crisis que se produce en un contexto de hegemonía de las ideas neoliberales, que vienen de los 70 en la era Reagan y Tatcher"

Según Crespo el "Estado Social de Derecho fue fruto de las luchas de los trabajadores y el contexto post-bélico, con la consolidación de la URSS y el campo socialista, el importante papel jugado por la izquierda y los comunistas especialmente, en la resistencia al nazi-fascismo y la necesidad del capital de afrontar la reconstrucción del tejido económico y social, y garantizar un período de acumulación capitalista sin conflictos, requería un período de paz social, que obligo a reconocer derechos políticos, sociales y sindicales.

"Las contradicciones entre capital y trabajo, tienen una de sus dimensiones en el modelo de Estado, por lo que reivindicamos avanzar en una segunda transición que realice una reforma democrática del Estado que tenga un carácter republicano, social y federal y que depure los aparatos del mismo que perviven desde la dictadura".

Aquí pueden leer la intervención completa del PCC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada