domingo, 18 de noviembre de 2012

Miles de personas marchan en Madrid contra los recortes en Sanidad

/Agencias

Miles de personas se han concentrado en la Puerta del Sol de la capital española, punto final de la llamada marea blanca de protesta contra los recortes en la sanidad pública y los planes de privatización del Gobierno regional. Desde primera hora de la mañana, trabajadores (en su mayoría, llevando su bata blanca) y usuarios del sistema sanitario en Madrid han recorrido la capital desde diferentes hospitales y centros sanitarios, bajo el lema 'La Sanidad no se vende, se defiende'. Los manifestantes ha coreado gritos a favor de la sanidad pública y llevan pancartas en la que denuncian los ajustes del Gobierno autonómico del PP: "Nos recortan las manos que te cuidan", "Sanidad en venta".

Los sindicatos sanitarios han considerado que la marcha multitudinaria de la marea blanca de protesta en contra de las medidas del Gobierno regional ha sido un "éxito rotundo" lo que supone "un aviso" al Ejecutivo regional para que dé marcha atrás en su plan sanitario y para que se siente a negociar. 

El portavoz del sindicato de Enfermería (SATSE Madrid), José Manuel Freire, ha destacado la elevada participación de la marcha y ha señalado que ello escenifica el malestar de los empleados y la sanidad madrileña. "El cambio del modelo sanitario afecta a toda la red sanitaria madrileña y cambia sustancialmente de lo que teníamos. Y esto no es para mejor porque tendrá grandes repercusiones sobre los ciudadanos", ha alertado. Por su parte, Julián Ezquerra, de Asociación de Médicos y Titulados Superiores (AMYTS), ha tachado de "éxito rotundo" la protesta y ha señalado que se trata de un aviso a la Comunidad. "Es una serio aviso a la Comunidad para que sepan de que estamos en contra y que no tendrán más remedio que dar marcha atrás. Tienen que sentarse a negociar para que sobreviva este sistema en manos de la gestión pública. No podemos tolerar que se entregue a manos privadas. De la sanidad pública no se puede hacer negocio", ha aseverado.

Una veintena de encierros se están llevando a cabo en una veintena de centros hospitalarios en protesta por las nuevas medidas sanitarias que pretende impulsar el Gobierno regional en los Presupuestos para 2013. El primer encierro de trabajadores de centros hospitalarios se produjo el 2 de noviembre en el Hospital de la Princesa en contra del proceso de especialización en dolencias para personas mayores planeado por la Consejería de Sanidad, y que se convirtió en símbolo y detonante de otras actuaciones. Tras la Princesa, se han producido encierros similares en los hospitales Infanta Leonor, Infanta Sofía, Infanta Cristina, el Hospital del Henares, el del Sureste y el del Tajo, que precisamente son los seis centros que verán como su gestión sanitaria será externalizada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada