miércoles, 19 de diciembre de 2012

División en las filas del Partido Comunista de la Federación Rusa

/Efe-Moscú

Dos facciones enfrentadas del Partido Comunista de la Federación Rusa (PCFR) celebraron hoy sendas reuniones en Moscú para expresar dos posturas opuestas respecto al futuro liderazgo del secretario general de la formación, Guennadi Ziugánov: uno quieren que se vaya y otros que se quede.

Una parte del partido cree que tras 20 años al frente del PCFR Ziugánov no ha logrado sus objetivos y pide a los delegados que se reunirán en el congreso que celebrará la formación en febrero próximo que voten por la destitución de la "vieja guardia".

"El PCFR no ha conseguido ser la avanzadilla del pueblo obrero, no ha podido liderar la lucha contra el régimen burgués", señala la petición a los delegados del congreso aprobada hoy por la facción opositora.

La reunión alternativa de los comunistas de Moscú, no reconocida por la dirección orgánica de la eternamente segunda fuerza política del país, concluyó que "el PCFR se está convirtiendo (...) en el partido de un solo hombre". "La ideología del materialismo se ha cambiado por los dogmas religiosos y el idealismo, el internacionalismo proletario se cambia por el nacionalismo burgués", observan los críticos en alusión a la palabras de Ziugánov por la preponderancia de la etnia rusa durante la última campaña electoral.

Durante la campaña, el PCFR propuso recuperar en el pasaporte ruso la casilla de nacionalidad, actualmente suprimida. Otra propuesta polémica fue la de recuperar la llamada "propiska", una forma administrativa de controlar el empadronamiento de los ciudadanos ligándolo a su lugar de nacimiento, que en la Unión Soviética limitaba por ley la libre circulación de las personas.

A la misma hora, los partidarios del secretario general alineados con la dirección orgánica del partido dieron su apoyo unánime al secretario general. El propio Ziugánov, presente en la reunión de sus seguidores, señaló al Kremlin como responsable de intentar dividir al PCFR. "No hay nada nuevo en la táctica del poder. Hace una semana intentaron hacer lo mismo en Rusia Justa (partido socialdemócrata)", dijo el hombre que aspira a seguir al frente de la formación después de febrero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada