jueves, 6 de diciembre de 2012

EEUU sigue con su guerra mediática para generar un casus belli en Siria

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, reiteró hoy una enérgica advertencia al gobierno de Siria de que no utilice armas químicas en contra de las fuerzas rebeldes.

"Nos preocupa que el régimen de Al Assad cada vez más desesperado pueda recurrir a armas químicas o pueda perder el control de ellas ante uno de los muchos grupos que actualmente operan en Siria", expresó Clinton después de asistir a la reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la OTAN. Las armas químicas en contra de las fuerzas rebeldes sirias sobrepasaría el límite y quienes crucen ese límite asumirán la responsabilidad, dijo.

Respecto a la decisión de la OTAN de desplegar misiles Patriot en la frontera entre Turquía y Siria, Clinton dijo que es "un claro mensaje a los sirios de que Turquía tiene el total apoyo de sus aliados de la OTAN".

Clinton repitió que el despliegue solamente será para propósitos defensivos, no ofensivos.

Además, mencionó que debe empezar tan pronto como sea posible una transición política en Siria y que el régimen de Assad debe ser parte de ella.


"Esperamos que (Al Assad) lo haga. Creemos que su caída es inevitable, es sólo cuestión de cuánta gente morirá hasta que ese día ocurra", expresó.

Estas declaraciones se suman a las ya realizadas el día anterior por Rasmussen, secretario general de la OTAN, donde advertía de la intervención de esta organización ante un posible uso de armas químicas por parte de Siria. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada