miércoles, 5 de diciembre de 2012

Los misiles Patriot evidencian el plan de la OTAN de atacar a Siria


/Al Mukawama

Dado que la aviación militar siria está infligiendo duras pérdidas a las hordas de criminales que se infiltran desde Turquía con pleno apoyo del ejército fascista turco respaldado por la OTAN, esta alianza internacional filibusteril está poniendo en marcha un peligroso operativo militar que puede conducir a una guerra abierta suya contra Siria pero también contra Irán y Siria. La plañidera Erdogan asegura que su poderoso ejército acostumbrado a dar golpes fascistas, masacrar a la población civil kurda, invadir islas desarmadas y amenazar a todos sus vecinos se sentiría “amenazado” por el Ejército árabe sirio que combate exitosamente al terrorismo. Ha pedido a la OTAN que instale en su suelo baterías de misiles Patriot supuestamente de defensa antiaérea pero que atacarían a los aviones y helicópteros sirios que hoy eliminan a las ratas fascistas cerca de la línea fronteriza turco-siria. Ya la CIA y sus asalariados turcos han proporcionado a los terroristas misiles portátiles antiaéreos con los que han derribado 4 0 5 helicópteros y 3 o 4 cazas sirios.
El analista Francois Heisbourg ha escrito en Washington Post que la OTAN necesita instalar una zona de “exclusión aérea” de 50 millas en torno a la mencionada frontera para poder derrotar a las tropas sirias. La mencionada zona de “exclusión aérea” es el diabólico recurso empleado por los EEUU y Gran Bretaña para “proteger” a los kurdos y a los chiitas de Irak y de hecho inmovilizar y derrotar a la aviación iraquí y para “proteger” al pueblo libio y, de hecho, destruir el ejército, las fuerzas de seguridad, la infraestructura civil y económica de la Yamahiriya libia. Hoy, sin ninguna autorización de la ONU, la OTAN se propone repetir la misma operación. La OTAN-CIA-Israel-Arabia Saudita-Turquía-Qatar quieren a punta de misilazos y de cuchillo terrorista abrir una zona en Siria expulsando a su noble ejército para instalar un gobierno lacayo y criminal y desde allí lanzar ataques aéreos devastadores contra toda Siria para liquidar su gobierno y colonizar completamente el país.

Siria necesita de la solidaridad plena de Rusia, Irán, Hezbollah, China y de la gente decente de Hamas (si los sionistas no los han matado) para rechazar esta amenaza, impedir el despliegue de los misiles agresivos “Patriot” y seguir resistiendo hasta aplastar al enemigo multinacional.

El militarismo de la OTAN vuelve a amenazar al mundo con la tercera guerra mundial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada