jueves, 17 de enero de 2013

Entrevista con Rashi Moussa, dirigente comunista sirio

/TintaRoja

Entrevista del Tinta Roja (Colectivos de Jóvenes Comunistas) a Rashi Moussa, miembro del Comité Ejecutivo de la Unión de Jóvenes Comunistas Sirios - Juventud Khaled Baghdash, Responsable de Relaciones Internacionales. 33 años, periodista comunista sirio y candidato al doctorado en Ingeniería Mecánica en la Universidad de Damasco.

TR – A pesar de que todos los medios de comunicación hablan sobre la guerra en Siria, en realidad, todo el mundo sabe muy poco sobre ella. ¿Dónde crees que se encuentra el origen del conflicto?

Siria fue, por décadas, uno de los mayores obstáculos de los proyectos de carácter sionista e imperialista que trataron de imponerse en la región. Así es que la resistencia nacional del este del Mediterráneo, que ya había logrado hacerse con una muy importante serie de conquistas, estaba principalmente sostenida por el apoyo sirio. Necesariamente, esto les convertía en uno más de los enemigos de los reaccionarios y su clientela.

Ahora bien, las políticas económicas neoliberales aplicadas en los últimos años en el país dieron pie a una paulatina depauperación de la economía nacional en favor de la especulación y algunos sectores no productivos. Todo ello, que traería consigo un empobrecimiento generalizado de las masas y el crecimiento desmedido del paro juvenil, creó el caldo de cultivo perfecto para que estas fuerzas reaccionarias empezaran a actuar recientemente. Aquí fue cuando se asentaron las bases del cruel panorama que asola actualmente a los sirios. Desde un primer momento, cabe decir, fueron los comunistas quienes alertaron de este peligroso giro de la política económica, y quienes trataron de combatirlo de todas las formas posibles.

De este modo, hace ya año y medio que el pueblo sirio está siendo expuesto a ataques terroristas, masacres e instigaciones de todo tipo. Todas estas operaciones cuentan, cada vez que los “rebeldes” fracasan en sus intentos de derrocar el régimen, con más criminales. Su blanco son civiles, en general, y militares, académicos y adultos jóvenes, en particular. Entre algunas de sus cabezas visibles figuran la organización oscurantista “Hermanos Musulmanes” y mercenarios de muy diversas nacionalidades, que reciben la financiación que necesitan para su armamento y campañas mediáticas a través de regímenes árabes estrechamente relacionados con el imperialismo – sobre todo, de Arabia Saudí y Qatar. También colabora Turquía como brazo ejecutor de las actividades de la OTAN en la región.

Hoy día, pues, Turquía está llevando a cabo un agresivo acoso contra Siria. Aparte de apoyar y esconder a terroristas, sus aviones de combate violan de continuo el espacio aéreo sirio. No hace mucho, uno de estos fue logrado ser interceptado y derribado por la defensa aérea del país, lo que ha servido de excusa al gobierno turco para interceptar ilegalmente un avión sirio, confiscar su carga y agredir a su personal, además de para bombardear indiscriminadamente las fronteras cada cierto tiempo.

Paralelamente, los reaccionarios y sus aliados se declaran como la “Oposición Siria” y hacen un llamamiento a una intervención de las fuerzas imperialistas tal y como aconteció en Libia. En otras palabras, a una invasión y ocupación del país por parte de la OTAN y sus tropas. En este contexto, el Partido Comunista Sirio y sus juventudes han organizado muchas manifestaciones y encierros por toda Siria con el objetivo de desenmascarar entre la población esta intervención que atenta contra el derecho de todo el pueblo sirio a la autodeterminación, y para hacer un llamamiento a apoyar un programa nacionalista. Asimismo, entre las mayores dificultades, nuestros camaradas han organizado multitud de campañas de donación de sangre en Damasco y otras ciudades, y han estado trabajando para ayudar a gentes desplazadas de sus casas.

TR – No hay mucha información en España sobre la historia del movimiento comunista sirio. ¿Podrías comentarnos brevemente sobre la historia de la Unión de Jóvenes Comunistas Sirios? ¿Qué tipo de actividades realiza tu organización?

La Unión de Jóvenes Comunistas Sirios - Juventud Khaled Bagdash es una organización compuesta por militantes guiados por el socialismo científico y supeditada al Partido Comunista Sirio. Fue fundada en 1931 bajo el nombre de Juventud Comunista Siria y participó en la fundación de la Federación Mundial de la Juventud Democrática. En 1945 cambió su nombre por Asociación Siria de Jóvenes Comunistas hasta 1949, año en el que se empezó a llamar Unión Democrática de la Juventud en Siria. En 1996 se modificó un poco como Unión Democrática de la Juventud en Siria – Juventud Khaled Bagdash, acorde a la decisión del sexto congreso de hacerle un homenaje al histórico líder militante comunista sirio que tuvo nuestro partido hasta su muerte en 1995. En 2006, por decisión del octavo congreso, nos denominamos como ahora: Unión de Jóvenes Comunistas Sirios - Juventud Khaled Bagdash.

Junto al Partido Comunista Sirio nuestra organización ha luchado por la independencia, la soberanía y la dignidad nacional, así como por los por los derechos de la juventud y el conjunto del pueblo sirios. Hemos dejado muchos mártires atrás en las encarnizadas luchas nacionales y de clase que hemos batido en contra las agresiones del sionismo y del imperialismo, y en favor de las libertades democráticas y de las múltiples reivindicaciones de nuestro pueblo en la historia. Por todo esto, nos hemos ganado el respeto y la confianza de nuestras gentes, con lo que nuestras células están presentes en todas las partes del país.

Hoy día gritamos bien alta la consigna de la “defensa de la patria y de los derechos de los jóvenes sirios” y la sostenemos en nuestro contacto más directo con las masas en cada centro de trabajo o de estudio a través de sindicatos, de asociaciones estudiantiles, de movimientos populares, etc. Reivindicamos plenamente un nuevo tipo de política económica que favorezca la producción nacional y que permita un aumento del gasto social, principalmente en materia de educación, sanidad, seguros de empleo y reparto de viviendas entre los jóvenes. En la misma dinámica, también reivindicamos una mayor extensión de las libertades democráticas.

TR – En Siria está gobernando el Frente Nacional Progresista, que es una de las expresiones del movimiento de liberación nacional árabe. No son pocas las luchas contra el imperialismo y el sionismo, además, que ha sostenido en pos de la independencia siria y la desocupación de los Altos del Golán. ¿Cuál es el rol que este juega actualmente este frente, y qué posición toma la Juventud Khaled Bagdash acerca del mismo?

Desde los años treinta hasta el séptimo congreso de la Tercera Internacional, el Partido Comunista Sirio luchó por conformar un frente amplio nacional que tuviese por objetivos el procurar la independencia y el combatir al fascismo. Después de conseguir la independencia en 1946, el Partido convino como uno de los nuevos objetivos estratégicos de este frente el tratar de preservar la independencia. Una de sus reivindicaciones era la creación de una asamblea parlamentaria nacional que tuviera entre sus diputados al por aquel entonces secretario general del Partido Comunista Sirio, Khaled Bagdached, y algunos militantes del Partido del Renacimiento Árabe Socialista.

A principios de los 70' una coalición de partidos nacionalistas, entre los que figuraban estos dos últimos, dio lugar al Frente Nacional Progresista. Este Frente, así como se encargaba de mantener la independencia y soberanía nacionales, aceptaba el liderazgo gubernamental del Partido del Renacimiento Árabe Socialista, circunstancia que se mantiene hasta ahora.

Tal y como el Secretario General del Partido Comunista, Ammar Bagdche, comentó en el último foro organizado por los partidos del Frente en Damasco: “Esta alianza ha dado muestras de su valor en los momentos más difíciles de la historia de nuestra patria, como en la guerra de octubre de 1973, y en la confrontación de los actos terroristas emprendidos por las fuerzas reaccionarias a finales de los 70 y principios de los 80 del siglo pasado. Nosotros, los comunistas sirios, tenemos una total confianza en el papel protagonista que juega y que jugará esta alianza en la movilización de las masas en contra del complot creado contra nuestro país. ¡Solo una feroz unidad nacional pondrá fin a los ataques coloniales en Siria!”.

TR – Algunos de los procesos que comenzaron en 2010 en ciertos países del norte de África y del Oriente Próximo han finalizado de manera un poco ambigua. El ascenso del sionismo a través de sus distintos grupos y de los imperialismos europeo y estadounidense, que jamás dudaron en proveerse de suficientes medios económicos y de comunicación, así como de apoyo militar y estratégico a través de la OTAN, pone en evidencia los intereses de diferentes polos imperialistas en recuperar el control de la zona. ¿Cuál es el análisis que hace la Juventud Khaled Bagdash sobre la actuación de estos grandes capitalistas, y de sus aliados en la región (como Turquía, Qatar...)?

El mundo árabe está atravesando unos tiempos bien difíciles en los que la lucha de clases está en completo apogeo. La clase obrera, sobre todo, la juventud, está trabajando en condiciones muy duras para combatir las políticas neoliberales y sus principales consecuencias; la pobreza, el desempleo y los robos sistemáticos, además de a los regímenes represivos vinculados al imperialismo y al Estado sionista de Israel.

Los movimientos populares, que todavía hoy siguen en auge, lograron importantes conquistas tanto en Egipto, como en Túnez, mediante el derrocamiento de los mercenarios y títeres a sueldo de las fuerzas reaccionarias, lo que supuso un duro golpe a los planes de los imperialistas de la región y una gran victoria de los proyectos de liberación nacional.

El contraataque de los imperialistas, en este respecto, estuvo orientado desde un principio en tratar de abortar cualquier movilización a través de presiones de todo tipo a nivel político y económico. Sus principales apoyos los localizaron en el Golfo Arábigo, especialmente en Arabia Saudí y Qatar, que también temían una extensión de las protestas sociales hasta sus fronteras.

Como resultado, fundamentalistas religiosos populistas, apéndices de los reaccionarios, llegaron a los gobiernos de Egipto y Túnez. Sus masivas campañas electorales al parlamento, y sus muy diferentes medios de propaganda habían sido fuertemente financiados por petrodólares. Los Hermanos Musulmanes, por otro lado, de esta forma se convirtieron en una de las principales fuerzas de choque de los imperialistas destinadas a apaciguar los ánimos del pueblo.

En aquellos lugares en los no lograron sus objetivos por medios pacíficos realizaron una intervención militar directa. Así ocurrió, por ejemplo, en Bahrein a través del ejercito de Arabia Saudí y las fuerzas del Consejo de Cooperación del Golfo, que fueron completamente respaldados por los Estados Unidos. En Libia, sin embargo, fue la OTAN la que dispuso sus tropas para acabar con la vida de decenas de miles de inocentes y arrasar, prácticamente, con todo el país.

En este sentido, está claro que ninguna de estas acciones estuvo jamás encaminada a procurar el respeto de los derechos humanos y consolidar la democracia. Bajo todas estas acciones subyacían los intereses económicos de los monopolios y de sus pequeños socios, cuya defensa exigía salvaguardar cierta estabilidad política en la zona y, cómo no, saquear sus recursos naturales en cuanto se prestara ocasión.

Por otra parte, otras de las cuestiones que afectan muy negativamente a los movimientos populares es la debilidad de las organizaciones obreras y de los partidos progresistas, y la ausencia de sindicatos de clase. Asimismo, el oportunismo y el revisionismo ha calado fuertemente en importantes sectores de estos, de tal modo que muchas organizaciones, especialmente las que se declaran como “apartidistas”, han perdido incluso su carácter antiimperialista y han terminado por aliarse, de un modo u otro, a algún círculo afín a la Unión Europea o a los Estados Unidos.

En lo que respecta a Turquía, como dije anteriormente, sirviéndose de la OTAN como principal herramienta, ha tenido un papel clave en lo referente al apoyo de los nuevos gobernantes de Egipto, Túnez y Libia. Sin embargo, su papel más despreciable lo está desempeñando en Siria mediante el amparo de los terroristas y mercenarios financiados por Arabia Saudí y Qatar.

TR – No cabe ninguna duda de la intromisión de los servicios de inteligencia internacionales en el conflicto sirio. ¿Sin embargo, es verdad que han interferido hasta en sus e-mails personales?

Efectivamente. Han estado haciendo un seguimiento de nuestros correos, e incluso han publicado algunos en Wikileaks. Sobre todo, han hecho hincapié en aquellos que hemos enviado a otras personas u organizaciones con el objetivo de explicar, a través de comunicados del Comité Central del Partido Comunista Sirio, la situación que está afrontando el país. Entre algunos de estos, figuran los que se enviaron el camarada Osama Al-Maghour, Responsable de Relaciones Internacionales del Partido Comunista Sirio, el Secretario del Comité Ejecutivo de las juventudes, y algunos camaradas del Partido Comunista Italiano, además de los que nos hemos estado enviado el camarada Guillermo Villaverde, el Responsable de Relaciones Internacionales de los Colectivos de Jóvenes Comunistas, y yo. La burguesía europea ha usado estos correos para justificar sus calumnias contra Siria, así como para fortalecer su campaña anticomunista en todo el continente.

TR – Tristemente, la campaña mediática en contra de Siria está siendo especialmente fuerte en los países del centro imperialista. Tal y como hicieron en Libia, la equiparación de los terroristas insurgentes con rebeldes que luchan por la libertad y la democracia en contra de supuestos gobiernos despóticos es constante. Del mismo modo, ciertas organizaciones declaradas “de izquierda” han tomado parte activa de esta campaña difamatoria e injurian a todos aquellos que defienden la unidad nacional en Siria en contra del imperialismo. ¿Cómo valorarías a estos movimientos insurgentes, y qué evolución crees que han tenido en el conflicto?

La piedra angular de la oposición en el país son los Hermanos Musulmanes. Todavía hoy la mayoría de los terroristas armados, asociados, por lo general, a movimientos oscurantistas de la reacción, están vinculados de una manera u otra a esta organización, ya sea en términos ideológicos, o bien en términos estrictamente organizativos.

Todos ellos trabajan para tratar de amparar la conciencia nacional del país, forjada luego de innumerables luchas por la independencia, la defensa nacional, y la soberanía en contra del imperialismo estadounidense y el sionismo israelí, en torno a una lógica reaccionaria.

Por otro lado, su evidente relación con los propios imperialistas y sus instituciones ha sido incluso revelada por algunos medios de comunicación burgueses, incluyendo el periódico británico “El Guardián” (guardian.co.uk, 12 de julio de 2012).

Estos mercenarios, pues, reciben completa financiación de Arabia Saudí y de Qatar, y obtienen todo el apoyo logístico que necesitan a través de Turquía, que sirve de enlace de la OTAN. Muchos de ellos, además, procedentes de muy diversos países (Libia, Túnez, Afganistán), fueron contratados después de su experiencia en el Muyahidín de Afganistán, que fue fundado y financiado por los Estados Unidos, allá por los 70, con herramientas muy similares a las que emplean actualmente.

TR - Como hemos podido observar, la actividad terrorista de la oposición armada va dirigida no solo a miembros del gobierno sirio y a miembros de las fuerzas de seguridad y del ejercito, sino que es efectuado contra infraestructuras esenciales y puntos urbanos de gran afluencia de población civil. ¿De que forma está afectando la agresión imperialista a las condiciones de vida del pueblo sirio, que reacción esta teniendo éste ante el conflicto?

Los actos de sabotaje han afectado muy negativamente a los trabajadores sirios. En éstas acciones no solamente se han marcado objetivos militares si no que hombres, mujeres y niños civiles reciben ataques indiscriminados. Arden mercados y factorías e instalaciones del sector público son asaltadas. Además, infraestructuras como líneas de comunicación, óleo y gasoductos y estaciones eléctricas sufren constantes sabotajes. Por otra parte el bandidismo, el pillaje y los secuestros están a la orden del día.

Todo esto combinado junto a las sanciones y la política neoliberal impuestas por el imperialismo de la Unión Europea y de EEUU ha impactado fuertemente en la economía siria provocando una importante subida de la inflación y de los precios así como el cese en la producción de algunos sectores industriales. Las consecuencias de estos cambios económicos repercuten de forma directa en el nivel de vida de la clase trabajadora, el cual ha sufrido un importante retroceso.

Por suerte el pueblo está preparado para combatir por todos los medios para mantener la soberanía, la independencia nacional y por la libertad de su patria. Se está luchando también por tumbar las últimas reformas neo-liberales, lo cual mejorará tanto la calidad de vida de las masas trabajadoras como los factores nacionales.

TR-Siguiendo con el tema de los autoproclamados “rebeldes”, ¿Qué papel juega en este entramado la rama siria de los Hermanos Musulmanes? ¿Qué supondría el ascenso de esta formación junto con los salafistas para las minorías religiosas en Siria?

Como ya hemos mencionado anteriormente, la punta de lanza de la “oposición siria” es la organización Hermanos Musulmanes, la cual es dependiente de la organización internacional con el mismo nombre y que fue sospechosamente fundada en los años 20 en Egipto bajo la supervisión de los cuerpos de inteligencia británicos.

Los miembros de esta organización no sólo consideran hostiles a los no-musulmanes si no que son peligrosos incluso para los musulmanes que guardan ciertas diferencias con ellos.

No sólo representan una amenaza contra minorías religiosas, como algunos organismos internacionales por los derechos humanos no quieren hacer creer, si no que representan una amenaza para la soberanía de los pueblos, saboteándolos desde dentro y fragmentándolos para que sea más fácil someterlos a los intereses del imperialismo.

Podemos tomar el ejemplo de Sudán, que ha estado gobernada por los Hermanos Musulmanes desde los 80. Se dividió en 2 países y probablemente pronto veremos la separación de un tercero.

Y esto es lo que posiblemente veamos en Egipto, Libia y Túnez. Aunque en Libia y Túnez no haya minorías religiosas, la verdadera amenaza tras la llegada al poder de estas fuerzas reaccionarias se centra sobre la unidad del país.

TR - Como es sabido, países como China o Rusia han llegado a vetar en varias ocasiones las resoluciones contra Siria en el Consejo de Seguridad de la ONU. Según vuestra opinión, ¿que rol ejercen estos estados en relación a la agresión imperialista contra Siria?

Ciertamente Rusia y China utilizaron el doble veto en tres ocasiones e hicieron fracasar los intentos de la UE y los EEUU de legitimar el ataque a Siria, pero también creemos que estos dos países cuando defienden a Siria sólo están defendiendo sus propios intereses, y no solamente en la región, sino a nivel mundial. De hecho vemos como estas acciones corresponden a éste periodo en que se están definiendo nuevas grandes esferas de influencia mundial. En un momento dado como éste nos podemos aprovechar de las contradicciones entre imperialismos, pero no nos podemos olvidar que ninguno de los bloques responde a los intereses de las masas populares.

TR- Los medios burgueses hacen mucho hincapié en la erosión social del proyecto del Baaz como consecuencia del giro neoliberal que esta formación a tomado en la última década para la economía Siria, ¿Qué hay de cierto en eso?, ¿como se ha dado ese proceso?

Las políticas neoliberales han sido aplicadas en los últimos años bajo la bandera de “economía de mercado social” en el Décimo Plan Quinquenal 2005-2010. Se han producido fuertes ataques sobre la producción nacional. Se ha buscado la marginalización del sector público, el cual ha sido en gran parte privatizado. También se han producido retrocesos importantes en las conquistas sociales del pueblo tanto en derechos laborales como en un descenso importante del gasto en sanidad, educación pública y en las ayudas a los agricultores. Estos cambios han llevado consigo el empobrecimiento de las clases populares y un aumento considerable del paro juvenil. Además, los continuos ataques al sector público han minado los pilares de la economía siria. Este contexto ha sido favorable para las fuerzas de la “oposición”, que han aprovechado el caldo de cultivo de una economía tan dañada.

TR- El gobierno sirio declaró ya el pasado año su voluntad de llevar a cabo una serie de reformas de carácter económico y político. Muestra de ello es el referéndum celebrado en el mes de febrero del presente año acerca de la propuesta de reforma constitucional, que fue apoyada de forma multitudinaria por el pueblo sirio ¿Que posición ha tomado la UJC-Khaled Bakdash sobre estas reformas, y que otras consideran necesarias para garantizar la unidad nacional y las condiciones de vida del pueblo sirio?

No hay duda de que se han producido cambios políticos importantes en lo político. En primer lugar se han aprobado nuevas leyes de partidos y electorales y una nueva ley sobre los medios de comunicación que valoramos como positiva. Además se ha devuelto la nacionalidad a los kurdos que la perdieron en el censo reaccionario de 1962.

Nuestra posición acerca de la constitución ya la expresamos en un comunicado a través del Comité Central del Partido Comunista de Siria.

El comité central se opuso a la propuesta de la constitución, antes del referéndum, después de ser preparada por un comité compuesto de 28 personas de las cuales ninguna perteneciente a nuestro partido ni otros partidos del país, por lo que ningún miembro del parlamento confiaba del poder legislativo del país, el comité central considera que seria mejor si esa propuesta de constitución fuera llevada adelante hacia un debate publico en el país, incluyendo a los partidos políticos así como a las organizaciones obreras y después se llevara a cabo un debate y después llevarla a un referéndum, como se hizo adoptando la constitución de 1973, que fue distinta, especialmente por los principios de justicia social que se hallaba en todas las libertades democráticas incluidas en ella, independientemente de cómo fueran aplicadas durante 4 décadas desde su adopción.

El Comité Central resolvió que el aspecto más positivo en el nuevo borrador de constitución de 2012 es que mantiene el carácter antiimperialista y antisionista. Por otra parte, el borrador conserva, en líneas generales, los artículos sobre libertades democráticas, religiosas y sobre el derecho a la participación política, económica, social y cultural.

Sin embargo, debemos destacar que hay varios párrafos de clara naturaleza reaccionaria como por ejemplo el párrafo 4 del artículo 8 Es fácil ver que la medida va dirigida directamente contra cualquier actividad política de clase y puede verse utilizada contra los partidos de clase.

El Partido Comunista de Siria se opone también al artículo 3 del nuevo borrador ya que significa un retroceso respecto a la antigua constitución de 1973, que garantizaba una mayor igualdad de los ciudadanos frente a la justicia.

El comunicado se centraba también en la falta de claridad en otro artículo sobre los principios económicos y que sustituye a un artículo de la constitución de 1973 que garantizaba que los planes económicos estarían enfocados a eliminar toda forma de explotación y de stress.

Además, en la nueva constitución se dejan ver las evidencias del retroceso en cuanto a derechos sociales. Un buen ejemplo de ello es el artículo 37 de la constitución de 1973 Dicho párrafo ha sido sustituido en el borrador por el artículo 29

Se ve claramente cómo en el nuevo texto desaparece el principio de educación gratuita total.

Nos encontramos con una situación similar de retroceso en otros derechos como por ejemplo en el papel del Estado como garante y protector de los derechos del trabajador.

El concepto de “propiedad publica” aparece con menos frecuencia que en la constitución de 1973 y la palabra “socialismo” ha desaparecido de las líneas del nuevo borrador. A nosotros nos parece un importante paso atrás el haber eliminado el objetivo social para el desarrollo del país de los textos de la constitución.

Respecto al papel de las instituciones y a los poderes, el borrador mantiene el papel dominante de la autoridad en lo ejecutivo, el cual se ha expandido en algunos aspectos a costa de rebajar la autoridad en lo legislativo.

A pesar de todas las dificultades por las que pasa el país en la batalla contra las fuerzas imperialistas reaccionarias y de la necesidad de un frente nacional contra los enemigos de la patria, el Comité Central del Partido Comunista de Siria ha pedido a todos los camaradas y amigos que participen con reservas, en el referéndum sobre la nueva constitución de la Republica Árabe Siria.

TR -Para terminar esta entrevista ¿Qué futuro le espera a la juventud en Siria y que tareas entendéis debe empezar a emprender?

Somos optimistas. Ciertamente, la lucha por la que estamos pasando es difícil y es uno de los problemas más serios por los que ha pasado nuestro país desde hace muchos años. El pueblo sirio está pagando un alto precio con sus vidas y su sangre, especialmente la juventud, pero estamos seguros de que nuestro pueblo sobrevivirá y ganará esta batalla contra el imperialismo, el sionismo y la reacción.

A día de hoy es una necesidad que la juventud siria defienda su patria al igual que es necesaria una escalada en las demandas por los derechos e intereses de el pueblo sirio y de los trabajadores y la juventud. La unión contribuye en esta lucha nacional y de clases bajo la bandera del Partido Comunista Sirio y junto al resto de fuerzas nacionales y progresistas del país.

TR- Muchas gracias camarada por la información que estamos seguros que ayudará a arrojar luz sobre la situación real que vive Siria, y a confrontar con lo que nos cuentan los grandes medios de comunicación.

Gracias a vosotros por darnos esta oportunidad de expresar la verdad. Un saludo camaraderil a los Colectivos de Jóvenes Comunistas por su permanente solidaridad internacionalista y su preocupación por nuestra realidad. Os deseamos mucho éxito en vuestra lucha por los derechos e intereses de los trabajadores en vuestro país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada