viernes, 9 de marzo de 2012

Libia se desgaja: Misrata, nueva 'taifa' en el caos reinante

/RT - Pravda Estado español

Las autoridades de la tercera ciudad más grande de Libia, Misrata, impusieron restricciones en el acceso a su territorio para los habitantes de otras áreas del país. Según afirman varios expertos, se trata de la declaración de su autonomía.

El mantenimiento del orden público y la defensa de la ciudad se llevan a cabo por las brigadas que la protegían de las tropas de Muammar Gaddafi”, se subraya en el comunicado de las autoridades locales, elegidas el mes pasado.

"Misrata creó una zona de seguridad que prohíbe la entrada a muchos libios", indica la agencia de noticias rusa Itar-Tass, citando el diario londinense ‘The Guardian’, y afirma que "en realidad estamos hablando de la autonomía proclamada de la ciudad".


Tan solo la semana pasada la región de Cirenaica, en el oriente de Libia, se proclamó semiautónoma tras un congreso regional al que acudieron supuestamente unas 2.000 personas. Esta zona pretende crear su propio parlamento y ministerios de finanzas, defensa y de petróleo, aunque las relaciones exteriores serían controladas desde Trípoli.

Debido a que Cirenaica goza del 70% de la producción petrolera a nivel nacional, y el liderazgo corre a cargo de un primo de la antigua familia real Senussi, varios analistas coinciden en que la división de Libia se promueve desde EE. UU. y Occidente por cuestiones petroleras.

Por otra parte, el presidente del Consejo Nacional de Transición (CNT) libio, Mustafa Abdul Jalil, amenazó este miércoles con usar la fuerza para impedir la posible desintegración del país: "No estamos preparados para una división de Libia. Nos encontramos listos para disuadirles, incluso por la fuerza"

El periodista Fernando Casares considera que tras la caída de Muammar Gaddafi quien, según opina, logró mantener la unidad del país, varias tribus locales tratarán de proclamar su independencia. “Si no se va a lograr la alianza entre las tribus, estas autoproclamadas economías regionales van a ser una constante en Libia”, asegura el experto.

Continúan los crímenes y torturas rebeldes

Por otra parte, continúan las torturas y crímenes contra la población por parte de las milicias rebeldes. En un vídeo difundido por Internet, se puede observar a un grupo de libios de raza negra encarcelados y tratados como animales de un zoo, a los cuales les obligan a masticar y tragar la antigua bandera verde, mientras decenas de 'rebeldes' los jalean desde los barrotes: "Come la bandera, perro". 

Otra de tantas pruebas del salvaje proceder de estos nuevos gobernantes, es un vídeo difundido por ellos mismos, donde se les observa profanar y destruir todo un cementerio cristiano de la Segunda Guerra Mundial en Bengasi. Según parece, este grupo rebelde salafista lo atacó a modo de respuesta ante las quemas del Corán en Afganistán por tropas americanas.

Una vez más se hace patente el cinismo e hipocresía de los medios de comunicación y elementos u organizaciones afines a la lógica del sistema, los cuales se desgarraban las vestiduras por las supuestas violaciones de derechos humanos durante las revueltas de estos 'rebeldes', mientras ahora callan después del asesinato de decenas de miles de personas, la destrucción, torturas, saqueo... el caos de un país que tardará muchos años y mucho esfuerzo en recuperarse de un drama que no parece tener fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada