viernes, 9 de marzo de 2012

Convocada la huelga general para el 29 de marzo

/Agencias

El 29-M, huelga general bajo el lema"Quieren acabar con todo, con los derechos laborales y sociales". Los dos sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO, han aprobado por mayoría la convocatoria conjunta de una huelga general para el próximo 29 de marzo en protesta por la reforma laboral aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy, que ayer recibió el visto bueno del Congreso. La fecha de la convocatoria, el 29 de marzo, coincide con los paros generales que ya convocaron los sindicatos de Euskal Herria y Galicia.

Primero fueron los miembros del Consejo Confederal de CCOO los que aprobaron la convocatoria y, tras acudir a la sede de UGT para mantener un encuentro con su Comité Confederal, han acordado dar el visto bueno a la huelga.

Desde la aprobación del decreto-ley en el Consejo de Ministros del pasado 10 de febrero han optado por pedir al Gobierno que negocie para corregir los aspectos de la reforma que consideran más lesivos y han presentado sus propias propuestas al respecto. Además, el pasado 19 de febrero salieron a la calle en 57 ciudades para mostrar su rechazo en una primera jornada de protestas y para el próximo domingo 11 de marzo han llamado de nuevo a la movilización en todo el país.

En un comunicado en su página web, Comisiones cree que la reforma laboral es "una pieza más" de las políticas anticrisis promovidas desde "las instituciones europeas y las cancillerías alemana y francesa" que buscan "satisfacer las demandas de los mercados financieros que especulan con las deudas soberanas". Además, anuncia "la voluntad de mantener la presión social y de los trabajadores después de esta fecha para modificar sustancialmente su reforma si el Gobierno no rectifica y se aviene a negociar".

La patronal, naturalmente, la rechaza

Como era de prever, las organizaciones empresariales se han opuesto a la convocatoria de huelga . Desde Cepyme, su vicepresidente Eusebio Cima ha asegurado que una huelga "nunca es buena" porque siempre es posible trabajar en "otros caminos" para poder modificar la reforma laboral durante su tramitación parlamentaria. Cima advierte de que ciertos sectores económicos se verán perjudicados por los paros.

Desde la Confederación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos (Concapa), Luis Carbonel, presidente de la confederación ha rechazado "la actitud de estos sindicatos". "Así no saldremos nunca de la crisis. Ante la crisis económica y educativa tan grave que atravesamos, esta no es la solución".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada