miércoles, 19 de septiembre de 2012

El Partido Comunista Portugués sube a tercera fuerza electoral

/Agencias-Pravda Estado español

El PSD y el CDS-PP, que se mantienen desde hace un año un gobierno de coalición con mayoría absoluta en el Parlamento portugués, perderían esa mayoría en favor de los partidos de izquierda si las elecciones fueran hoy (finales de mayo de 2012). Esa es una de las conclusiones de la última encuesta de la Universidad Católica, publicada por RTP, Antena1, Daily News y News Journal.

Los dos partidos del Gobierno conseguirían sólo el 42% de los votos si las elecciones fueran ahora, en comparación con el 51% de los tres partidos a su izquierda (PS, PCF y Bloque de Izquierda).

La encuesta, realizada entre los días 26 y 28 de mayo con una muestra de 1.366 encuestados, revela que el PSD se mantiene al frente de las preferencias de los portugueses, pero ahora recoge sólo el 36% de los votos, contra el 38,7% de voto real en las elecciones del año pasado.


El Partido Socialista (PS), la principal fuerza de oposición, llega hasta el 33% de las intenciones de voto, mejorando la adhesión total respecto a las legislativas de 2011, cuando obtuvo el 28,1% de los votos.

Especialmente penalizado sale el CDS-PP, cuyo 11,7% de los votos el año pasado le valió el derecho a entrar en el gobierno, con varios lugares prominentes, entre ellos el ministro de Relaciones Exteriores, Paulo Portas. Sin embargo, la encuesta de la Universidad Católica da sólo el 6% de los votos para el CDS-PP, relegando al partido más derechista del Parlamento al último lugar entre las cinco fuerzas con escaños en la Cámara de Representantes.

El descontento con los partidos de la coalición gubernamental acaba siendo capitalizado al mismo tiempo por el PCP y el Bloque de Izquierda. Los comunistas, que tenían un porcentaje del 7,9% en las elecciones legislativas, ahora suben hasta el 9% de los votos, tanto como el Bloque de Izquierda, que mejora su posición respecto del 5,2% alcanzado en las elecciones de hace un año .

Portugal no volverá a realizar elecciones para la Asamblea de la República (que determinan la formación del Gobierno) hasta 2015, año en que el actual programa de asistencia financiera coordinado por la troika (FMI, Comisión Europea y Banco Central Europeo) supuestamente ya habrá terminado.

El aumento del desempleo a altos nivel históricos (más del 15% actualmente, y con una previsión del 16% en 2013 por parte del Gobierno), la inseguridad laboral y la pérdida de ingresos de la población, debido a la política de aumentar los ingresos fiscales del Gobierno, son algunos de los principales motivos de descontento de los portugueses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada